domingo, 13 de agosto de 2017

ποιησις

Que nadie te nombre nunca
que nadie te aprisione
que suenes imposible el eco de otras voces
las que nunca te llegaron como tú llegas
limpia y luminosa
cercana y sonriente hasta encenderte

que nadie comprenda nunca
la llama que palpita tu corazón diamante
la música sirena venida con las olas que tu canción acerca

que nadie duerma tu sueño voluptuoso y fértil

sola tú en el mundo henchida de belleza
arrancándote del alma delicias y verdades
diabluras golosinas
enternecidas prendas
con las que todos podamos recordar tu paso.



Kiki de Montparnasse / La Musa
Barbara Monacelli

martes, 1 de agosto de 2017

Sin vuelta atrás

Ya he cometido todos los crímenes posibles
o pronto lo haré

sólo deseo llegar al último desenfreno
al que me ponga fin

por eso me escondo aquí
donde todos me conocen.



Spencer Tracy en el papel del dr. Jekyll
Victor Fleming, 1941

miércoles, 19 de julio de 2017

Ellos

Ellos tienen prisa para las muchas cosas que les aguardan
yo siento que corre despacio un tiempo que cada vez es menos

ellos sueñan que algún día llegarán a alguna parte
yo siento que ya no hay sitio a donde ir

ellos lo quieren todo para ellos solos
no importa el qué
yo no quiero nada que no quieran darme y sí
me importa

ellos usan las grandes palabras sin comprenderlas bien
yo dejé de usarlas cuando entendí
que no había nada que comprender en ellas

allí donde ellos no miran
porque aún no saben mirar
yo pienso en cosas esquivas
que existen apenas

pronto
un día que llegará sin esperarlo
se convertirán en mí
o en algo parecido

yo nunca podré otra vez
convertirme en ellos

ni quiero.



Vivian Maier
Sin título, NY, septiembre 1954

jueves, 13 de julio de 2017

Salvo

Sobran las personas
sobran las conversaciones
sobra un mundo que insiste en acompañarnos
sobran las medidas y las distancias
sobran los vestidos y los adornos
sobran las manchas sobre la piel
los pequeños ayes del cuello y las rodillas
sobran los días de la semana
los meses del año las estaciones
sobran las causas
sobran los futuros que nada fueron
sobran los versos
salvo el cálido mes de julio de las manos
en la poca intimidad de una voz
que nadie escucha
salvo nosotros
todo sobra
es suficiente.



Antoni Tàpies
Las manos de Clara, 1979

martes, 11 de julio de 2017

La huida

Así que llegan y se sientan a tu lado
como si no les importara en absoluto que uno esté solo con sus cosas
con el sonido lejano de la ciudad
y los pájaros de la mañana
y hablan junto a ti chillando
como si hicieran falta testigos de sus pequeñas conversaciones
como si ellos mismos no supieran estar solos
escuchar lo que sólo se escucha cuando uno calla.

Cuida de no ser el extraño que se aleja a la vista de todos
podrían pensar que tu rareza es enfermiza
una muestra imperdonable de soberbia
o peor
con sus chillidos de ave rapaz
de monos de culo rosa
podrían obligarte a volver junto a ellos 
para quedar diluido en el coro de los que no tienen nada que decir
o lo callan de tanto hablarse.




Salvador Dalí paseando a su oso hormiguero
1969



El amo

No necesito un perro que me lleve
para andar tranquilo
ya me tiro yo de la correa
siempre que orino de más fuera de sitio.



Un mar en calma

Como un mar en calma
del que huyeron los peces y las gaviotas
cada recuerdo que olvido
deja en paz una parte de mí.